Especies prioritarias

Los investigadores intentan evaluar la salud de los ecosistema marinos a través de múltiples indicadores, y uno de ellos es la presencia de las que se denominan especies clave. Las especies clave en el PROGRAMA POSEIDÓN son aquellas sobre las que se desea llamar la atención de los colaboradores, a fin de obtener el mayor número de registros posible de las mismas, y verificar así su presencia y abundancia relativa. No obstante, dependiendo del ecosistema objetivo y del elemento perturbador que la comunidad científica quiera evaluar, las especies clave son diferentes. Por ello, hemos definido un grupo de especies clave de tipo general, pero periódicamente lanzaremos campañas para atraer la atención de los observadores hacia especies concretas, quizás no muy llamativas pero valiosas para los objetivos científicos propuestos en el PROGRAMA POSEIDÓN.

Serán especies que pueden observarse durante la actividad de submarinismo, snorkel (“tubeo”) o pesca, muchas de las cuales se encuentran recogidas en diferentes figuras de protección por su valor ecológico o pesquero, o porque se encuentra sometidas a algún tipo de amenaza (Catálogos Nacionales, Catálogo Canario -BOC 112, 9.06.2010- o especies amenazadas catalogadas por UICN).

Entre las especies que hemos establecido como prioritarias destacamos en esta primera fase al angelote, el caballito de mar o el tamboril espinoso. La información sobre especies prioritarias se encuentra en construcción y estará disponible en breve.

Sin embargo, ya se encuentra operativo el formulario para registro de avistamientos de angelotes (Squatina squatina). Los datos de observaciones de esta especie que sean aportados por colaboradores del PROGRAMA POSEIDÓN serán de utilidad en un proyecto de investigación de la ULPGC.

Aunque se identifiquen especies prioritarias por su estatus de conservación o por sus características como indicadoras como estado del ecosistema, no son esas las únicas observaciones de relevancia para el PROGRAMA POSEIDÓN. Cualquier observación que resulte interesante a nuestros colaboradores, ya sea por tratarse de una especie que les es desconocida o poco frecuente, o que llame la atención por encontrarse en un lugar (ambiente, hábitat o localización geográfica) donde no es habitual verla, o incluso siendo habitual su presencia, puede resultar un dato con gran relevancia desde el punto de vista científico.

 

¡Anímate y manda tus observaciones a ePOSEIDÓN¡

Todos los datos recogidos por los colaboradores del PROGRAMA POSEIDÓN serán de interés con fines de investigación y divulgación, así como de gestión.